INTRODUCCIÓN

practicas universitariasLa Dinámica de Grupos es un taller de Crecimiento Personal y Formación, iniciado en Madrid por el Instituto de Interacción a partir del modelo de dinámica de grupos de Bethel, y por el que han pasado más de 3.000 personas desde su inicio en 1972.
Consiste en una experiencia de grupo vivencial e intensiva de 4 ó 5 días de duración, diseñada con el objetivo de mejorar la relación de las personas consigo mismas y con los demás.

 

Este grupo parte de una situación de búsqueda, destaca la creatividad del individuo y la dinámica interaccional del grupo, y utiliza todos los recursos humanos que hacen al participante miembro activo, en contraposición a los métodos tradicionales de formación, que subrayaban la importancia del contenido dado por el profesor.
En estas Dinámicas los participantes crean su propio sistema de trabajo, y a través de un lento tanteo de comunicación llegan a comprender experimentalmente el proceso que sigue la formación de un grupo, los conflictos interpersonales o grupales que se dan en toda institución, y los roles que cada uno desempeña en ese todo orgánico, deducidos de su forma particular de sentirse a sí mismos, de percibir a los otros y de relacionarse con ellos.
Se favorece el que los participantes se den cuenta de cómo son sus estilos y modos de relación con los demás, y de los efectos que estos tienen sobre sus relaciones interpersonales.

Los grupos de Crecimiento Personal no son una forma de terapia propiamente dicha, aunque  participar en los mismos puede resultar una experiencia terapéutica para gran parte de las personas que lo realizan. Se fundamentan en la utilización de principios teóricos y técnicas aplicadas, que tienen su origen en diversas escuelas y orientaciones psicoterapéuticas.

FECHAS E INSCRIPCIONES

PRÓXIMAS EDICIONES:

  • Del sábado 8 al miércoles 12 de abril de 2017 (ambos incl.)
    Fin de plazo de inscripción: 20 de marzo de 2017
  • Del sábado 1 al miércoles 5 de julio de 2017 (ambos incl.). Fin de plazo de inscripción: 5 de junio de 2017

 

 

PRECIO: 

CONCEPTOS
Curso  265,00 Euros
Alojamiento en pensión completa
(IVA incluido)
 341,00 Euros
TOTAL 606,00 Euros

 

ALOJAMIENTO:

A 50 kilómetros de Madrid en una bonita residencia con habitaciones individuales, terrazas y jardines para pasear.

“Residencial de San José”
Avda. reyes Católicos, 12
El Escorial (Madrid)
Teléfono: 91 890 02 00

INSCRIPCIÓN:

Inscríbete  

Pueden realizarla o solicitar información sobre la inscripción poniéndose en contacto con:

Secretaría del Instituto
Hortaleza, 73 – 2ª Derecha
28004 Madrid
Teléfono: 91 310 32 40

Estas dinámicas están orientadas a favorecer cambios personales significativos y estables que supongan un desarrollo y crecimiento personal positivo.  Se trata de transformaciones que conduzcan a un mayor equilibrio psicológico y emocional mediante el incremento de la consciencia y de la comprensión del propio yo y de las relaciones con las demás personas.

Estos cambios pueden situarse en los ámbitos de la conducta, de las actitudes, de los valores, del estilo de vida, del grado de realización de sí mismo, de las relaciones con el propio sí mismo y con los otros, o de la manera de “estar en el mundo”.

Las experiencias intensivas de grupo ofrecen a los participantes una comprensión nueva y rica de su comportamiento, al proporcionar un contexto que facilita la observación directa de su propia conducta y de los efectos de ésta sobre otras personas. Asimismo, los grupos ayudan a reexaminar creencias y actitudes sobre uno mismo, sobre los otros y sobre el entorno social, a reconocer y reevaluar los propios modos de relación personal, y a ensayar nuevas conductas alternativas en un ambiente seguro en el que no se corre ningún riesgo.
La investigación sobre la dinámica de grupos en sentido amplio ha puesto de manifiesto que la participación en los mismos favorece el cambio, y que este cambio tiende a ser estable a lo largo del tiempo. Los resultados indican que estas experiencias intensivas de grupo son, en la inmensa mayoría de los casos, beneficiosas para los participantes al proporcionarles:

  1. Un conjunto de experiencias en un contexto adecuado que les ayuda a incrementar su conocimiento de sí mismos y de sus estilos de relación.
  2. La oportunidad de establecer nuevas relaciones personales con personas en principio desconocidas – y que no tienen una percepción condicionada por circunstancias familiares, laborales o de relación previa – y analizarlas en busca de claves que les ayuden a comprender sus dificultades interpersonales.
  3. La posibilidad de analizar, con la ayuda del resto de participantes, el origen y circunstancias de los problemas personales y de relación a los que se enfrentan, lo que habitualmente produce un aumento y mejora de las relaciones interpersonales y la consciencia intrapersonal.

Aunque pueda parecer paradójico, el enfoque del crecimiento personal en grupo facilita el logro de metas de cambio individuales al aunar, en un entorno seguro, las experiencias emocionales con la reflexión cognoscitiva en un ambiente enriquecido de interacción y comunicación interpersonal, en el que las personas del grupo aportan información, comprensión y apoyo a cada uno de los participantes.
La dinámica de grupos proporciona una réplica – a pequeña escala – del entramado social en el que viven las personas, por lo que proporciona un escenario privilegiado para ensayar nuevas conductas y actitudes que es más próximo al mundo real que los métodos que se basan en un enfoque individual.

.

La dinámica de grupos consiste en la realización de un conjunto planificado de actividades en grupo, en un entorno relajado y seguro, que facilitan el incremento de la consciencia personal e interpersonal, fomentando el conocimiento propio y de los demás a través de ejercicios estructurados de sensibilización y comunicación, así como mediante la experiencia de reuniones en grupos pequeños en los que se combinan de modo equilibrado la comunicación entre las personas, la experiencia emocional y la reflexión.

Estos grupos tienen básicamente un carácter vivencial y no académico; los participantes constituyen el núcleo y la razón de ser de la experiencia, mientras que los psicólogos responsables adoptan un rol de acompañamiento, supervisión y  facilitación de los procesos de evolución grupal y  desarrollo personal.

La dinámica de grupos se realiza durante cuatro o cinco días consecutivos, en régimen de internado, en una gran casa con jardín fuera de Madrid. Esta situación favorece el alejamiento del entorno cotidiano y la creación de una “isla cultural”. Todo ello facilita la toma de distancia temporal de los problemas personales e interpersonales en los que están inmersos los participantes en ese momento concreto de sus vidas, así como el aislamiento de las influencias del entorno que dificultan la concentración en el análisis y la reflexión. Asimismo, permite el ensayo de nuevos comportamientos y modos de actuación que pueden ser extrapolados más adelante al contexto de la vida cotidiana de los participantes.

Las actividades de grupo se llevan a cabo tanto en el grupo formado por todas las personas que participan en el encuentro (normalmente entre 20 y 50 participantes), como en grupos pequeños de entre 8 y 12 personas que se mantienen durante todos los días.

Los presupuestos básicos desde los que trabaja el Instituto de Interacción en el desarrollo de la dinámica de grupos son:

  1. El ser humano es una totalidad indivisible. Este presupuesto de origen humanista exige que todo tratamiento terapéutico que se proponga incidir en la persona debe tener en cuenta su globalidad. En la dinámica esto se reflejará en la realización de actividades que incidan en lo consciente y lo inconsciente, en lo racional y lo emotivo, combinando ejercicios verbales y no verbales e introduciendo la fantasía dirigida. Todo ello proporcionará al sujeto experiencias totalizantes.
  2. La lectura del proceso grupal se realiza tanto a nivel interpersonal como intrapersonal y grupal. Todos estos niveles deben ser tenidos en cuenta si queremos explicar con exactitud lo que sucede cuando entramos a formar parte de un grupo. Se dispone de: los datos proporcionados por los demás (feed-back), las intuiciones sobre los propios conflictos inconscientes (insight), y el descubrimiento por uno mismo de nuevas áreas personales a través de las distintas experiencias. De esta forma se logrará un aprendizaje completo y real.
  3. La estructura de la personalidad de cada sujeto se construye a través de dos formas de relación. Una es la relación vertical con padres y figuras de autoridad, y otra es la relación horizontal con hermanos e iguales. Este supuesto permite la integración de distintos enfoques:
      1. El Tavistockiano con su énfasis en las relaciones con la autoridad.
      2. El interaccional y el humanista que trabajan, sobre todo, las relaciones horizontales.

Como ya decía Fernández-Martos (1978), “el tener en cuenta las tres orientaciones, lejos de desembocar en un eclecticismo o un no querer definirse, surge por el reconocimiento de la importancia de los diferentes niveles en el desarrollo de la identidad.”

  1. Debido a la orientación holística adoptada, no se da primacía a ninguna dimensión temporal sobre las demás. Este presupuesto queda reflejado en los ejercicios y en el trabajo en grupos pequeños, donde se intenta un equilibrio de fuerzas entre presente, pasado y futuro.

Como humanos estamos inmersos en una realidad temporal que comporta más de una dimensión. Ni somos pura memoria ni somos puro proyecto, aunque ambas cosas sean parte inseparable de nuestro ser personas. Hay que vivir el presente, que es el terreno de los sentimientos, pero atendiendo también a las huellas del pasado y a una proyección de futuro.

  1. La dinámica de grupos no constituye una terapia propiamente dicha, aunque sea extraordinariamente terapéutica. Sí se reconoce que existen situaciones emocionales que hacen desaconsejable la asistencia. Esta cuestión se tiene en cuenta en la selección de los participantes.
  2. Siguiendo la tipología de dinámica de grupos descrita por Lomraz, Lakin y Schiffman (1973) se pueden distinguir tres grupos según su finalidad:
        1. Orientado hacia lo interpersonal grupal.
        2. Orientado hacia lo correctivo-clínico.
        3. Orientado hacia el crecimiento personal y expresivo.

La dinámica de grupos empleada aquí se situaría entre los tipos b) y c) (López-Yarto, 1980).

.

_begona

Begoña Aguirre Palacio

Psicóloga. Psicoterapeuta

Como terapeuta me he especializado en el enfoque de Terapia Centrada en la Persona de Carl Rogers, en la Terapia de la Gestalt y he impartido clase como terapeuta voluntaria de expresión corporal en la cárcel de mujeres de “Yeserías”. Aprendí a “Meditar” como fuente de salud integral con J. Antonio García-Monge desde el año […]

_jm_burdiel

José María Burdiel Nales

Licenciado en Filosofía y Psicología.

Licenciado en Filosofía y Psicología. Es miembro fundador del Instituto de Interacción y Dinámica Personal, del cual es también supervisor. Ha sido profesor de la Universidad de Comillas (Facultad de Ciencias Sociales, Psicología e Icade), y Jefe de Estudios de la facultad de Psicología en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) Es Codirector del Master de […]

FOTO_MONICA_RODRIGUEZ_ZAFRA

Mónica Rodriguez Zafra

Licenciada en Psicología

Mónica Rodríguez Zafra se licenció en Filosofía y Ciencias de la Educación, sección Ciencias de la Educación por la Universidad de Madrid en 1987 y en Psicología por la UNED en el año 1988 y se Doctoró en Psicología por la UNED en el año 1991 con la calificación de Sobresaliente Cum Laude por unanimidad, […]

  1. Luis López-Yarto Izaguirre. Dinámica de Grupos. 50 años después. Desclée de Brouwer.
  2. William Schutz. Todos Somos Uno: La cultura de los encuentros. Amorrortu Editores.
  3. Carl Rogers. Grupos de encuentro. Amorrortu Editores.